Oshogatsu: El año nuevo japonés!

"Akemashite omedetou gozaimasu!!" (新年明けましておめでとうございます), es lo que probablemente escucharon todos después del esperado conteo final para año nuevo en Japón!! Dino Radio les envía un saludo muy afectuoso a todos, que disfruten mucho las fiestas y la pasen fenomenal en todos los países que nos visitan!

Se acerca el año nuevo 2014 a América... no les parece curioso saber que mientras leemos esto, ya una buena parte de Asia y el mundo disfruta el año nuevo? Alguna vez se han preguntado como se vive el año nuevo en nuestro querido Japón? Hoy por ser un día tan especial, queremos mostrarles un poco de las costumbres que en la tierra nipona se viven durante esta fecha especial, denominada Oshōgatsu.

El Oshōgatsu (正月) es el Año Nuevo japonés. Es la fiesta más importante del calendario japonés, y literalmente significa "primera luna". Durante siglos, en Oriente siempre se había seguido el calendario lunar (también conocido como el calendario Chino, dado que este se conoce así en Occidente), con lo que la primera luna del año marcaba el comienzo del mismo. Esta primera luna aparece algún día de mediados de Enero. A pesar de esto, Japón decidió usar el calendario solar (el occidental o gregoriano... en otras palabras, nuestro calendario xD), por lo que también lo celebran el 1 de enero. Eso si, quedan lugares como Okinawa, que siguen celebrando el Oshōgatsu en las fechas anteriormente establecidas por la tradición, como China, Vietnam y Korea. Para ellos, Oshōgatsu sigue siendo la celebración del Nuevo Año Lunar.


El Oshōgatsu es tan importante en Japón, que las celebraciones duran cinco o seis días. Todo lo asociado con el año nuevo es simbólico y tiene el carácter de ser "lo primero". Aunque muchos occidentales creen que Navidad es la fecha más importante para compartir en familia , para los japoneses el verdadero evento que une a todos es el año nuevo. Los negocios cierran los primeros días, la comida se encarga a las tiendas y almacenes, para que el descanso familiar se disfrute sin trabajar en la preparación de alimentos. Las celebraciones se realizan durante tres días feriados a nivel gubernamental, en que sólo se hacen los trabajos más necesarios.

Hay varias costumbres específicas que se viven antes, durante y después de recibir el Oshogatsu, vamos a ver si nombramos unas cuantas:

Joya no kane

Justo antes de medianoche del último día del año, los templos budistas tocan las campanas 108 veces. El número 108 es considerado sagrado en el budismo y cada campanada hace que quienes la escuchen eliminen de su corazón los 108 defectos humanos, entre ellos el deseo, la posesión, la ira y la envidia. Este ritual pretende mandar al pasado el año aún en curso y dar la bienvenida al nuevo año.
Las 107 campanadas son para el año que se va, y la última camapanda tiene que coincidir con el comienzo del Año Nuevo.


Oosouji

Literalmente significa “una gran limpieza”, y es así, una limpieza general de la casa que se hace para recibir el Año Nuevo, tirando la mala suerte del año anterior fuera de la casa. Así pues, el Oosouji tiene un sentido de renovación, más allá de un cambio de año, es un cambio de etapa a nivel general.



Kadomatsu

Luego de realizar el Oosouji, o limpieza de casa, estas se decoran con Kadomatsu. Significa literalmente "pino de puerta", se colocan en la parte frontal de la vivienda para darle la bienvenida a los espíritus ancestrales de la cosecha y la abundancia. El diseño del kadomatsu puede variar dependiendo de la región, pero usualmente están hechos de pino, bambú y a veces retoños del árbol "ume" (o albaricoque japonés). Estos representan longevidad, prosperidad y firmeza, respectivamente.
Según la tradición, el kadomatsu debe ponerse el 14 de diciembre, porque después de esa fecha está prohibido ir a cortar pinos a las montañas. Este árbol decorativo se mantiene hasta el 14 de enero.



En lugar del “Kadomatsu”, hay casas que ponen en la puerta unos adornos llamados “Shimekazari”, y que son parecidos a los adornos de Navidad.


Shimenawa

El shimenawa o "cordón del no-retorno" es una artesanía japonesa asociada al mito de la creación. Es una decoración de año nuevo para las casas, potencia la atención a la naturaleza y expresa buenos augurios. Se trata de un cordón de paja trenzado, decorado con frutos, nudos y adornos de papel. Con él se representan la agricultura, los masculino y lo femenino, lo positivo y lo negativo, y la protección del emperador. Se pone en los dinteles de las puertas para proteger las casas, los templos, las estancias. También al aire libre, en la naturaleza, en los parques y jardines, para traer prosperidad. De acuerdo con el culto sintoísta, bajo la protección del cordón sagrado nada malo puede ocurrir.



Kagami-mochi

Literalmente significa "pastel de arroz espejo", suele estar compuesto por dos mochi (pasteles de arroz) redondos, el menor puesto encima del mayor, y un daidai (una naranja agriajaponesa) con una hoja pegada encima. Además puede tener una hoja de konbu y una brocheta de caquis secos bajo el mochi. Se pone sobre un soporte llamado sanpō sobre una lámina llamada shihōbeni, que se supone que aleja los incendios de la casa durante los años siguientes. También se le ponen hojas de papel llamadas gohei, que se doblan en formas de relámpago.
De los dos discos de mochi se ha dicho que simbolizan la ida y venida de los años, el corazón humano, el yin y el yang, o la luna y el sol. Se dice que el daidai, cuyo nombre significa "generaciones", simboliza la continuación de una familia de generación en generación.

El kagami mochi se rompe y come tradicionalmente en un ritual sintoísta llamado kagami biraki (‘apertura del espejo’), el segundo sábado o domingo de enero.





Osechi Ryori

Es una comida especial de Año Nuevo. Se preparan unos días antes y se pueden conservar durante unos tres o cuatro días. Esto se hace para que todos (hasta la persona que cocina), puedan disfrutar con la familia, los parientes y amigos que visitan el hogar. Teniendo los platos preparados, se puede atender a las visitas sin tener que estar todo el día en la cocina.


La tradición de los “Osechi Ryori” puede tratarse en la actualidad a alimentos encargados a tiendas y almacenes durante las fiestas de año nuevo, dado que es una manera de aliviar el trabajo de las amas de casa en la tarea diaria de preparar las comidas, aunque sólo sea por unos días. Debido a la necesidad de comprar los alimentos tradicionales para las cajas de osechi Ryori, muchos distritos comerciales experimentan algunos de sus momentos más intensos de trabajo durante el período de fin de año.



Oshikoshi Soba

Literalmente significa “fideos para cruzar o pasar el año”. Son fideos “soba” japoneses que se comen el 31 de diciembre por la noche. El fideo es especialmente largo y delgado y existe una creencia de que al comerlo obtendrá una vida larga y próspera, debido a la forma de estos. Esta tradición se originó a mediados del período Edo.




Fukubukuro

Los grandes almacenes de todo Japón ofrecen su habitual “fukubukuro” (bolsas de la fortuna). Estas bolsas se venden los primeros días del año y hay mucha gente que hace largas filas el día 1 ó 2 de enero para no quedarse sin su Fukubukuro, sobre todo en las tiendas de marcas prestigiosas, donde el valor de los objetos del interior de las bolsas pueden ser realmente altos, y si hay suerte, se pueden encontrar dentro de la bolsa pagando menos de su valor.


Oseibo

El oseibo es un regalo que se hace en fin de año. Se regala agradeciendo las atenciones y cuidados recibidos durante el año. Por ejemplo a los padres, parientes, jefe, cliente, padrinos, maestro, etc. Se debe evitar dar regalos tales como relojes u otros artículos que muestran en forma prominente los números 4 o 7, dado que estos números en Japón están asociados con la muerte.


Nengajō

Otra tradición del Año Nuevo japonés es recibir las tarjetas de felicitación del Año Nuevo llamadas nengajo, que los japoneses envían a familiares, amigos colegas de trabajo, vecinos, etc. El sistema postal japonés funciona de tal manera que va almacenando y preparando el envío durante las semanas previas y absolutamente todas las nengajo se entregan en los domicilios la mañana del día 1 de enero. Muchas veces, las oficinas de correo contratan a estudiantes, como trabajo de medio tiempo, para lograr entregar todas las tarjetas a tiempo.




Hatsumōde

Al iniciar el año, durante los días de feriado nacional, se acostumbra ir al santuario más cercano a mostrar respeto a los dioses y pedirles fortuna para el año que entra.
Algunas personas también eligen visitar un templo budista en vez de un santuario. Por lo general se piden en esta visita deseos para el nuevo año, se compran nuevos o-mamori (amuletos o talismanes) y se devuelven al templo los amuletos del año anterior para ser quemados. También se hace la prueba del toso (sake especial de año nuevo) y la compra del omikuji, una especie de oráculo que determina la suerte del nuevo año. Por esa razón que todos los santuarios de Japón están a rebosar durante los primeros días de enero.





Otoshidama

El Otoshidama es la tradición de regalar dinero en un sobre especial llamado Otoshidama-bukuro, o pochibukuro. Son muy famosos en Año Nuevo, donde los niños los reciben de sus parientes.


Bueno queridos amigos, gracias por leer! Espero que ahora entiendan un poco más de la importancia del Año Nuevo, o Oshōgatsu para Japón! Aprendimos mucho elaborando este pequeño reportaje especial, ojala que disfruten el nuevo año y recibamos el 2014 con los brazos abiertos... y esperar que nos den Otoshidama a todos TwT!!

¡FELIZ AÑO NUEVO 2014!
GRACIAS POR VISITAR 
DINO RADIO
^_^

Fuentes:
http://es.wikipedia.org/wiki/Año_nuevo_japonés
http://www.yumeki.org/celebran-las-fiestas-de-un-tradicional-ano-nuevo-en-japon/
http://unajaponesaenjapon.wordpress.com/2007/12/27/nihon-no-osyougatsu/
http://www.hispagimnasios.com/a_varios/oshogatsu.php
http://uncoveringjapan.com/2012/12/31/celebrate-o-shogatsu-new-years-day/

0 comentarios:

Con la tecnología de Blogger.